¿Cuántos días de permiso le corresponden al trabajador por fallecimiento de su mascota?

Por qué es importante la figura del administrador suplente
Por qué es importante la figura del administrador suplente
27 septiembre, 2016
Despacho sin papeles: cómo afrontar el reto
Despacho sin papeles: cómo afrontar el reto
12 octubre, 2016
Mostrar todo

¿Cuántos días de permiso le corresponden al trabajador por fallecimiento de su mascota?

Permisos por fallecimiento de mascota
FacebookGoogle+TwitterLinkedIn

Ante la pregunta de una amiga que pasó por un momento muy malo debido a tener que sacrificar a su perro después de diez años de convivencia y ser uno más en la familia, tuve que responderle que no le correspondía ningún día de permiso remunerado aunque fuese uno de los momentos más duros de su vida. Además es una situación complicada de explicar a la empresa ya que decir a un superior que no puedes ir a trabajar por la muerte solo de una mascota, puede suponer cargar con sentimientos de culpa y de vergüenza.

Cada vez es más común que las personas decidan compartir su vida con un animal de compañía y el duelo sufrido por su muerte puede ser, en ocasiones, tan relevante como el que se siente al perder a un ser querido. Existen estudios corroborados por la revista científica neoyorquina Family Process que demuestran que la pérdida “del mejor amigo del hombre” puede provocar un pesar tan profundo como la pérdida de un familiar cercano. Además el cariño es subjetivo y no objetivo.

El art. 37. 3 b) del Estatuto de los Trabajadores (ET) establece un permiso retribuido de “Dos días por el nacimiento de hijo y por el fallecimiento, accidente o enfermedad graves, hospitalización o intervención quirúrgica sin hospitalización que precise reposo domiciliario, de parientes hasta el segundo grado de consanguinidad o afinidad. Cuando con tal motivo el trabajador necesite hacer un desplazamiento al efecto, el plazo será de cuatro días”. Dada la claridad de los términos de este artículo, parece difícil defender el derecho a tener un permiso. Habría que recurrir a una, algo compleja, interpretación finalista de la norma para entender que el objetivo es conceder un permiso retribuido a los trabajadores que se encuentren en un estado psicológico de duelo puesto que no tendrán plenamente activas sus cualidades profesionales.

Pero ¿cómo redactamos el artículo del ET? ¿Valoraríamos de la misma manera la pérdida de un perro que la de un periquito?, ¿habría trabajadores descarados que tendrían la casa llena de mascotas para tomarse permisos de forma continuada?

En España, si necesitas ausentarte del trabajo para superar el periodo de duelo, llevar a tu animal doméstico al veterinario o hacer las gestiones necesarias para darle de baja en el censo y preparar su entierro o cremación, tienes las siguientes opciones:

  • Solicitar un día de asuntos propios, siempre que tu empresa tenga establecidos días de libre disposición y estén recogidos en el convenio colectivo correspondiente.
  • Solicitar un día de vacaciones, aunque deberás revisar la política de vacaciones de tu empresa.

En cualquier caso, las dificultades de superar la pérdida de una mascota, ya sea un perro, gato o cualquier otro animal que nos haya acompañado durante un período de nuestra vida, son una realidad para cada vez más trabajadores, por lo que no es descabellado que las empresas se empiecen a plantear conceder permisos retribuidos en este supuesto, simplemente porque quieran demostrar su sensibilidad en esta cuestión y su empatía. Eso sí, la iniciativa ha surgido en EE.UU. y todavía no ha cruzado el Atlántico.


Enara SanchezEnara Sánchez
Enara Sánchez es Consultora del departamento de Relaciones Laborales de QualityConta. Es Licenciada en Derecho por la Universidad del País Vasco.